ACERCA DE LA DISEÑADORA

Erika Ponce

En su infancia, practicó diferentes disciplinas artísticas que la llevaron a elegir una carrera en diseño gráfico.
Para especializarse en escultura, tomó un curso en Italia donde comenzó a esculpir piezas de cera. Al vaciar su primera joya de plata, descubrió la manera de integrar todo lo aprendido realizando joyería de manera artesanal.
Después, con el fin de pulir y perfeccionar su técnica, viajó a Nueva York para trabajar con un maestro joyero con el que practicó el arte de crear joyas a partir de un boceto.
Finalmente comenzó a diseñar para su propia marca, siempre reflejando: arte, movimiento y la naturaleza en cada una de sus piezas. Al tener como inspiración su país natal México, ella esculpe a mano diferentes texturas y las mezcla con piedras naturales y madre perla.